El alcalde de Sagunto muestra su apoyo a los extrabajadores de Bosal España

0
22

El pasado 8 de julio el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, mantuvo una reunión en dependencias de alcaldía con extrabajadores de Bosal España. El motivo de esta reunión fue exponer, por parte de los extrabajadores de la compañía, la complicada y difícil situación en la que se encuentran tras la pérdida en el juzgado de lo social y, posteriormente en el TSJ, de los conflictos presentados.

Los que fueran trabajadores de Bosal España en Sagunto presentaron diferentes recursos por el pago de las indemnizaciones por despido contra la empresa y todos fueron denegados.

Durante la reunión mantenida los extrabajadores expresaron su malestar por la sensación de inseguridad jurídica por los mencionados fallos en su contra. También recalcaron su incomodidad ante el silencio del juzgado de Sagunto en la querella contra los directivos de la compañía. El alcalde de Sagunto se mostró atento en todo momento y, tras escuchar la situación de los extrabajadores, solicitó documentación del proceso judicial para su estudio.

Cabe recordar que la empresa cerró el pasado año 2015 a pesar de que trabajadores y trabajadoras, comité de empresa y administración mostraran su rechazo y reivindicaran la continuidad de la actividad de la compañía.

En este sentido, Moreno ha señalado que «durante los procesos de deslocalización suele haber mucha confusión e informaciones cruzadas, pero la realidad es que los trabajadores y trabajadoras que lo sufren siempre son el eslabón débil y rara vez reciben un trato justo. Ocurrió con Bosal, con personas que llevan años en una situación de indefensión, pero puede ocurrir con cualquier otra empresa». Para evitar esta situación insiste en la necesidad «de seguir comprometidos con el empleo, con el reciclaje profesional y el aprendizaje continuo».

Los extrabajadores expresaron al primer edil su malestar por el abandono político que han encontrado una vez pasados los procesos electorales. No obstante, el alcalde ha manifestado que «cuando una empresa cierra, a nadie le toca la lotería. Es un trauma y es el deber de las instituciones velar por los intereses de todos, especialmente de los trabajadores y trabajadoras». En esa línea Moreno apoya a los extrabajadores de Bosal en España y secundará la petición de reunirse al más alto nivel como le han solicitado los extrabajadores.