El Ayuntamiento de Sagunto rinde homenaje a Vicent Graullera tesorero y directivo del club Sagunto Fútbol Base

0
3

El Ayuntamiento de Sagunto ha rendido homenaje con una placa como reconocimiento a Vicent Graullera, tesorero y directivo del club Sagunto Fútbol Base. Este acto ha tenido lugar en el Camp de Xulla, que a partir de ahora pasa a denominarse Camp de Xulla Vicent Graullera, al que han asistido el alcalde de Sagunto en funciones, Quico Fernández; el concejal de Deportes en funciones, Miguel Chover; el presidente del Saguntino Fútbol Base, Antonio Hernández; y la viuda de Vicent Graullera, Irene Fita. 

El alcalde de Sagunto en funciones, Quico Fernández, ha destacado la valía de Vicent Graullera y la decisión de ponerle su nombre a los campos municipales: “En primer lugar, seguramente por la dedicación que Vicent ha tenido con el fútbol base, pero más allá de esas cuestiones hay una, yo creo que muy importante, que Vicent es una de esas grandes personas, de esas buenas personas que no hace falta esperar a que desaparezcan para comprobarlo, para demostrarlo cada día en la calle, en el campo, en cualquier circunstancia. Un señor de pies a cabeza y que yo creo que todos los saguntinos y todas las saguntinas siempre lo tendremos presente como un ejemplo de una persona que siempre sabe estar y que te transmite esa bonhomía, esa idea de lo que es una buena persona. Quiero hacer este homenaje también a la familia, a toda la familia también del fútbol base en nombre del Ayuntamiento y de toda la ciudad. Y creo que ha sido una decisión muy acertada.”

El presidente del Sagunto Fútbol base, Antonio Hernández, ha resaltado la labor de Vicent Graullera “por todo lo que ha hecho por el futbol base durante muchísimos años.” También destacó la colaboración del Ayuntamiento para que esta instalación municipal lleve el nombre de Vicent Graullera.”

Irene Fita, viuda de Vicent Graullera, recordó la dedicación de su marido al fútbol base: “Vicent era especial, una buena persona, que se implicaba al máximo por los demás y estaba orgulloso de su club, Fútbol Base Sagunto. Siempre decía que era su segunda familia, llena de personas de aquí, de allá, que a través de su esfuerzo y trabajo, constanza y amistad dieron vida a este gran proyecto”. Terminó dando las gracias a todo el mundo y a “Vicent por ser y darnos tanto y gracias por ganar el último partido de tu vida.”