El Consell Agrari acoge una mesa redonda sobre las mujeres trabajadoras de los almacenes de naranjas con motivo del 8M

0
12

El Consell Agrari acogió este jueves la mesa redonda ‘Sagunt i les dones treballadores dels magatzems de taronges. 100 anys de l’Ideal Femení’, organizada por Dones amb Compromís. Este acto se enmarca en la extensa programación organizada por el área de Igualdad del Ayuntamiento de Sagunto con motivo del 8M. A través de esta charla se ha homenajeado al colectivo de mujeres que han trabajado o trabajan en estos almacenes. 

En este sentido, Sagunto quiere tener presente al colectivo de mujeres trabajadoras en almacenes de naranjas con una placa conmemorativa que se ha ubicado a las puertas del Consell Agrari. 

La mesa redonda contó con la participación de la representante de Dones amb Compromís y concejala del Ayuntamiento de Sagunto, Asun Moll; la concejala de Igualdad, María Giménez; María Jesús Cuenco, trabajadora jubilada de los almacenes de naranja y componente del actual Ideal Femenino; e Isabel Badenes, agricultora de producción ecológica. Al acto también asistieron varios miembros del Equipo de Gobierno, así como una gran afluencia de público.  

Asun Moll ha afirmado que se ha querido “aprovechar este centenario para hacer un homenaje a todas esas mujeres que estuvieron al pie del cañón, sobre todo, a las del sector citrícola. Gracias a la naranja y a la gente, los hombres y las mujeres que trabajaban en este sector han podido progresar”.

Nuestros derechos son innegociables porque han costado la lucha de largos sacrificios a través de las décadas que han pasado hasta ahora. Este año tenemos que hacer una celebración muy especial, esta que hoy hacemos, sobre todo, con las mujeres trabajadoras de los almacenes de naranjas de nuestra comarca porque se cumplen cien años de l’Ideal Femení, la primera asociación de carácter feminista y progresista de Sagunto y de toda la comarca”, ha destacado la concejala.

Asimismo, la concejala ha contado que las mujeres de la asociación reclamaban “mejorar las condiciones de trabajo moral y material de las mujeres que pertenecían a esa asociación”, además de que se las tratase con dignidad. De hecho, estaban obligadas a denunciar los abusos que sufrían. Moll se ha mostrado emocionada porque estas líneas del primer artículo de sus estatutos revelan que hace cien años estas mujeres “ya comenzaron la lucha que tenemos ahora“.

Por su parte, la concejala de Igualdad, María Giménez, ha hecho un balance positivo de la programación del 8M, que, aunque todavía no ha acabado, se prevé que sea la que ha contado con mayor participación. “Está siendo un éxito porque el feminismo ha salido a la calle, los vecinos y vecinas se han quedado en nuestro municipio para secundar la huelga y la manifestación organizada por la Coordinadora Feminista del Camp de Movedre, todas y todos nos hemos volcado, las entidades, las fallas que se han empoderado y han optado al premio de la falla más igualitaria, etc”, ha apuntado Giménez.  ​