El Departamento de Sanidad del Ayuntamiento de Sagunto ofrece recomendaciones a la ciudadanía sobre el coronavirus COVID-19

0
626

El Departamento de Sanidad del Ayuntamiento de Sagunto ofrece una serie de recomendaciones a la ciudadanía sobre el coronavirus COVID-19. Entre los principales consejos está no acudir directamente al centro de salud u hospital en caso de tener síntomas, ya que hay que llamar al 900 300 555, toser con el codo flexionado evitando la dispersión de saliva y no comprar masivamente mascarillas.

Tras confirmarse ayer el positivo en coronavirus en una persona en el Hospital de Sagunto, desde el Ayuntamiento se quiere trasladar un mensaje de tranquilidad a la población y evitar el alarmismo social, ya que existe un protocolo de control que está en funcionamiento, tal y como se confirmó ayer en la reunión que mantuvieron el alcalde de Sagunto y el concejal de Sanidad con el equipo directivo del hospital.

Según han informado desde la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, las recomendaciones se basan, en primer lugar, en que si no existen síntomas, se debe continuar con la vida normal. En estos momentos, solo hay un positivo y está bajo control. Si el número incrementase en los siguientes días, la ciudadanía sería conocedora ya que se mantiene un contacto constante con el Hospital de Sagunto.

En caso de tener síntomas (tos, fiebre…), se recomienda no acudir directamente a un centro de salud u hospital salvo casos muy graves, ya que en caso de dar positivo, habría un riesgo elevado de contagio con todo aquel que se encuentre en la sala de espera u hospitalizado. En su lugar, se recomienda quedarse en casa, llamar al 900 300 555 e informar de la situación. En este teléfono se informará y tras responder a una serie de preguntas, acudirán al domicilio para tomar muestras.

Otra de las recomendaciones es referente a las mascarillas. No es recomendable comprar masivamente mascarillas, ya que solo son necesarias en caso de ya estar contagiado. Para una persona sana, la mascarilla no previene el contagio. De este modo, solo se conseguirá que las mascarillas no estén disponibles para la gente que realmente las necesita o que sufre alguna otra enfermedad que las requiere para su vida cotidiana.

Por último, al toser o estornudar, debe cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado, para así reducir posibilidades de contagio. De igual modo, se recomienda lavarse las manos frecuentemente con jabón y evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz. Muchos expertos apuntan a que es similar a una gripe o incluso menos grave, pero deben seguirse las recomendaciones y confiar solo en mensajes oficiales.​