La DGT y la Policía Local intensifica la vigilancia del transporte escolar

0
14

Esta semana, los autocares dedicados al transporte escolar serán objeto de vigilancia por parte de los agentes de las policías locales y de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, dentro de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico para prevenir accidentes en este tipo de transporte.



Los agentes intensificarán las inspecciones en un periodo de cinco días, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.




El concejal delegado de Policía Local, Enric Ariño, afirma que “Sagunto es un municipio que cuenta con bastantes centros escolares, por lo que colaborar con este tipo de campañas es una prioridad para el departamento de Policía y una sensibilidad social a la que hay que prestar especial atención”.




 La seguridad es la máxima prioridad en este tipo de transporte y las cifras de siniestralidad anuales reflejan que este es un sector seguro, especialmente si se toma como criterio de comparación el número de fallecidos por viajero y kilómetro recorrido.




Asimismo, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tiene lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en los instantes inmediatos. En muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres. Para evitar este tipo de accidente se recomienda a los padres respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.




La policía da algunos consejos sobre seguridad vial para que el adulto que acompaña a los menores los recuerde durante los trayectos de casa al colegio. Estos pueden ser no pararse nunca detrás del autobús, esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante. Dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto, si este lo lleva instalado; no correr al llegar ni al salir del autobús, y obedecer al conductor y al monitor.​