Sagunto participa en un intercambio de experiencias entre museos sobre la industrialización con el municipio alemán de Hattingen

0
19

​El Patronato de la Fundación de la Comunidad Valenciana Patrimonio Industrial y Memoria Obrera del Puerto de Sagunto (FCVS) ha recibido esta tarde a los participantes en el intercambio de experiencias entre museos sobre la industrialización del municipio alemán de Hattingen. Las tres personas pertenecientes a LWL-Industriemuseum Henrchshütte Hattingen visitarán desde el jueves hasta el domingo, 21 de julio, nuestra ciudad en una completa agenda de trabajo que incluye no sólo el propio patrimonio industrial de la ciudad, sino también nuevos espacios de creación e innovación urbana en la ciudad de Valencia como Las Naves o La Marina. Será en septiembre cuando la FCVS visitará la ciudad alemana para conocer de primera mano los proyectos y programas llevados a cabo por los homólogos de Hattingen.

Este intercambio ha sido posible gracias a la subvención que ambas entidades han recibido del programa Europa Creativa para contrastar experiencias y aprender sobre los museos del acero y del hierro. El proyecto marco denominado CRE-SUPNET project con fondo del programa de financiación Europa Creativa, fue presentado por ERIH (European Route of Industrial Heritage), red a la cual pertenecen las dos entidades (la Fundación lo hace a través del Ayuntamiento de Sagunto) y recogen ciudades y entidades que trabajan en la conservación y puesta en valor del patrimonio industrial en todo Europa. Unas pocas entidades miembros de l´ERIH han resultado beneficiarias de estos fondos, entre ellas nuestra ciudad, lo cual generará dos flujos de intercambio entre Sagunto y Hattingen.

La sede de la Fundación en la Gerencia ha sido el lugar de la recepción oficial, en la cual han participado el vicepresidente de la Fundación y concejal de Patrimonio Cultural e Industrial, Roberto Rovira; la vocal de la Fundación y concejala de Cultura, Asun Moll, y la vocal de la Fundación y representante del Centro de Estudios del Camp de Morvedre, Maria Hebenstreit.

Durante los días que dure el intercambio los compañeros y las compañeras de Hattingen podrán facilitar su conocimiento y aconsejar a la Fundación sobre metodologías de musealización para la futura puesta en marcha del Museo Industrial y de la Memoria Obrera, y sobre las nuevas tendencias de innovación urbana y creatividad llevadas a cabo en Alemania para conjugar el patrimonio industrial como elemento generador de dinamización económica y de empleo.

Hay que recordar que la Fundación participa también en el programa Interreg Mediterranean Chebec para la internacionalización de la industria cultural creativa valenciana en Europa, y en el marco de ese proyecto se están capacitando en la internacionalización de la entidad. También están participando en el estudio del plan de acción para la transformación del Modelo Económico Valenciano 2017/2027 (Economía Taronga) donde se promoverá la activación del cambio de modelo económico valenciano a raíz de la potenciación de la industria cultural creativa.

Motivación del proyecto

Europa es la cuna de la industrialización, sus regiones industriales son consideradas como los motores de la economía y los lugares de innovación. A pesar de sus diferencias, su patrimonio industrial representa una de las raíces más importantes de Europa. La producción de hierro y acero formó la columna vertebral de la economía europea, dos ejemplos son el Henrichshütte en Hattingen, Alemania, y Altos Hornos en Puerto de Sagunto. Ambos lugares representan el nacimiento, la prosperidad y el declive de la industria del acero. En ambos lugares, los hallazgos de mineral de hierro atrajeron inversores extranjeros y se operaron los altos hornos de coque y acero. 

Las dos compañías atrajeron trabajadores y proporcionaron viviendas, educación y servicios de salud para el personal y sus familias. El fortalecimiento de un movimiento sindical seguro de sí mismo también es común en las dos ciudades. A mediados de década de 1980, ambos lugares se cerraron y se perdieron miles de puestos de trabajo. La dolorosa experiencia de Strukturwandel o nuestra reconversión al mismo tiempo creó nuevas perspectivas. 


En Hattingen, el Henrichshütte y su Alto Horno nº 3 se convirtieron en parte del Museo Industrial LWL al poco del cierre y, por lo tanto, parte de la cultura industrial en la zona del Ruhr. Por otro lado, en Puerto de Sagunto fue solamente en los últimos años que la gente tomó conciencia del alto valor de la cultura industrial y la historia de la ciudad de la empresa. 

En España, la cultura industrial y el turismo industrial todavía son conceptos muy jóvenes, que solo en la última década han empezado a competir con el turismo tradicional de sol y playa, pero todavía se consideran productos turísticos inusuales y exclusivos. 

Ambos lugares han establecido un primer contacto a través del proyecto Linking Europe de l´ERIH. Fruto de esas conversaciones nació la propuesta del presente proyecto.