Se presenta el Plan directivo de colaboración internacional dos mil dieciseis-dos mil diecinueve

0
61

El teniente de alcaldía de Coordinación, Planificación, Desarrollo Económico y Ocupación, Francesc Belver, presentó el día de ayer en l’Harmonía. Espacio de Arte el Plan directivo L’H dos mil dieciseis-dos mil diecinueve colaboración internacional es justicia global, el documento surgido tras un proceso de participación con las entidades y las O.N.G. de la urbe. Belver estuvo acompañado del comisionado de relaciones internacionales de la Diputación de Barna, Josep Lluís Alay, y del directivo general de colaboración de cara al desarrollo de la Generalitat, Manel Vila.

Se trata del cuarto plan directivo de colaboración internacional que realiza el Municipio con la prioriotat de asegurar el estado del bienestar, y tiene como elementos clave la sanidad, la educación y la creación de ocupación y riqueza. El Municipio de la urbe desarrolla diferentes ideas solidarias a causa de su compromiso con los derechos humanos, y sigue de esta forma con el espíritu con el queL’Hospitalet firmó la Carta europea de salvaguarda de los derechos humanos en la urbe, aprobada en Saint-Denis (Francia) el dieciocho de mayo de dos mil.

El año pasado se cumplieron treinta años de colaboración internacional en L’Hospitalet, una urbe que ha sido vanguardista a desarrollar proyectos solidarios con los países del sur. Además de esto, el Municipio fue de los primeros de Cataluña que se dotó de un plan directivo en el campo de la colaboración internacional, en el dos mil tres.

El plan es fruto de un proceso participativo en el que han participado entidades, colectivos, O.N.G. experimentadas, universidades, sindicatos y la Administración local.

Las prioridades de ejecución que marca el plan son: la colaboración y la cooperación municipalista; la salud maternoinfantil y el combate contra las pandemias; la creación de tejido productivo y desarrollo económico, y la educación infantil y juvenil. Las prioridades geográficas se ajustan a los países de menos renta con vinculación civil a la ciudadanía en el área andina, la Àfrica occidental, el Sahel y las cuencas del Mediterráneo. El plan prevé asimismo priorizar los proyectos del tejido social y ciudadano.